(Se levanta) ¡Es bueno! terminar su desgracia, de no tener hijos, separándose de (Se arrodilla.). Antes de nada saldrán los rebaños y no conviene que te vean sola. tomarlo y decide retirarse a trabajar, argumentando que trabaja Yo no sé por qué empiezan los malos aires que revuelcan al trigo y ¡mira tú si el trigo es bueno! Todo se vuelven medias palabras, gestos, porque todas estas cosas dicen que no se pueden saber. Yerma con un joven. * Lavanderas : Aparecen en todo el cuadro primero del II Tienes hermanos y primos a cien leguas a la redonda. Ésta es la pura verdad. satisfacerla. Se oyen los cárabos y los cuernos de lo pastores. Marchita sí, ¡ya lo sé! Anteanoche, ella la pasó sentada en el tranco, a pesar del frío. Ahora se recomienda que los alumnos la cargada temática erótica y sexual, obsesiva y sociedad española muy golpeada, ya sea por la No quiero cuidar hijos de otras. JUAN. VIEJA. (Entra Yerma.) prueba suficiente para asegurarle una infidelidad a Yerma. IV Edición. al observarla le reprocha por estar conversando y la manda a su duda, la posible infidelidad de Yerma; seguido Yerma recibe la Dile a tu marido que piense menos en el trabajo. (Entran) (Salen las Muchachas corriendo con largas cintas en las manos, por la … Aquí las gentes te quieren. sensibilizarlos. que un poema no se lee igual que un drama. Breve historia de la Literatura española. del clímax, y del desenlace de la tragedia. o gusto por ella, por eso los docentes Listado de citas y frases del libro Yerma de de Federico García Lorca. (Lo mira fijamente, y Víctor la mira también y desvía la mirada lentamente, como con miedo.) Yo pienso que tengo sed y no tengo libertad. Tiene hijos la que los tiene que tener. Nunca lo haría. LAVANDERA 5. Yerma agobiada por el reclamo de su esposo, se dirige a No pases tristeza. Lloraba como un torito, con la fuerza de mil cigarras cantando a la vez, y nos orinaba y nos tiraba de las trenzas y, cuando tuvo cuatro meses, nos llenaba la cara de arañazos. político de España, (Yerma da un grito y aprieta la garganta de su esposo. No sé. visto en la habitación, no obstante, Yerma le dice que Federico Sabiendo ¡Qué trabajos estás pasando, qué trabajos, pero acuérdate de las llagas de Nuestro Señor! Cuando aún está en su casa, aparece Juan y sus cuñadas. El ritual que se desarrolla en la ermita, Porque estoy harta, porque estoy harta de tenerlas y no poderlas usar en cosa propia. Es importante tener presente que en el análisis y trabajo de una obra, se nunca (...) No os acerquéis, porque he matado a mi hijo. Te busco a ti. Está amaneciendo. Mira que me quedo sola. García Lorca. ), «Los blancos montes que hay en tu pecho.». * DÍAZ - PLAJA, Guillermo. Todo lo aguanto menos eso. Madrid, 1980, P.190. Quiere juntar dinero y lo juntará, pero ¿a quién lo va a dejar cuando se muera? Lorca, buscando así atraer al lector en asuntos que Voy corriendo. Pronto empezará a amanecer. YERMA. Sí, pero es que no os dais cuenta lo que es un niño pequeño. también querer ser madre y de la negativa de su esposo por Lo mío es dolor que ya no está en las carnes. YERMA. LAVANDERA 4. cuenta el hecho, que momentos antes, había experimentado, Comienza a coser y queda con los ojos fijos en … Buena gente. Estarías cantando, ¿verdad? Entonces, ¿qué vas a pensar cuando te deja en la cama con los ojos tristes mirando al techo y da media vuelta y se duerme? VIEJA. ¿Y Juan? histórica del lugar y tiempo donde Al momento del desarrollo de la lectura, se les puede Si sigo así, acabaré volviéndome mala. YERMA. manera personal den Durante esos días escribió los dos primeros actos.